Mis cosas…

…Otro mas con tiempo libre

Mi amigo, El Paladín

Posted by sergioljq en diciembre 4, 2008

Mi amigo es un paladín. Cabalga en su montura épica, no hay lugar al que no llegue. Su cuerpo está surcado por mil cicatrices, testigos mudos de incontables hazañas, épicas gestas en batallas cruentas e incesantes en donde sólo los más duchos salen gloriosos.

Ha viajado por el ancho mundo de Minahonda, librando a doncellas de muertes seguras, eliminado kobolds portadores de velas. Ha devuelto la paz a los poblados asediados por Murlocks, acabado con la plaga de jabalís. sí. Él, que dió muerte a los nomuertos, peleó con una Elfa Oscura en sueños, aún pelea con ella en la cama , derrotó con sus valerosos camaradas a la horda de seres viles y grotescos, él, mi amigo el paladín.

Él, nunca tuvo tiempo para el amor, y nunca sufrió de depresión, mas bién de reprensión 😛 , siempre de batalla en batalla, siempre liberando a los oprimidos, perfeccionando su arte de combate, siempre en busca de la pieza de armadura que le protegiera un poco mas, nunca cesó en su empeño de buscar el hacha, maza (esa maza coronada por una calavera colosál) o espada, el arma definitivo,¿él?,no, !Nunca!

En los momentos de descanso, entre guerra y mazmorra, se dedicaba a su hobby mas oculto. Le encantaba la herrería y la minería. Los que le vieron alguna vez picando rocas y dando martillazos a una barra de metal, al preguntarle por sus labores recibían : “…pues Espadas y armaduras ” como respuesta. Pero la verdad era otra.

Le gustaban las manualidades. Su sueño secreto siempre fué el de crear bisutería para las damas de alta alcurnia de Ventormenta. Broches, sujetapelos, pendientes…pero de lo que mas disfrutaba y estaba peculiarmente orgulloso eran las flores de metal precioso engarzadas con perlas y brillantes. Las de oro, de plata y mithril, con diamantes y gemas eran las mas famosas de todo Azaroth y se comercializaban bajo la marca de Madoya (el lema era: “Si tu flor no es de Madoya, no es ninguna joya” y “Si para tu dama quieres una joya, compra a Madoya”).

Evidentemente un heroe de tal calibre y fama no podia exponerse a perder su credibilidad y ser el hazmereir de la horda, por lo cual contactó con un enano afincado en Stormwind, sita en el bosque de Elwynn de los reinos del este. (La direccion completa es la siguiente: Calle de la Flor Linda, 13c, 1320 Stormwind, Reinos Del Este y está abierto desde el amanecer hasta el ocaso, todos los dias del año). El enano solo era la cabeza visible del negocio, Madoya era el auténtico artesano. 

El negocio funcionaba de maravillas. Poco a poco fué enriqueciendose, se compró una montura epica nueva, gastaba oro en armas y materiales, hechizos ,etc, y siempre que le preguntaban por su paulatino enriquecimiento contestaba:”…Pues, pues…farmeo, hago raids…y a tí que te importa…” Todo le iba genial, hasta que un dia…

El clan de Los Infieles de la Rivalidad contaba en sus filas con un Pícaro, un codicioso tesorero, que tras mucho tiempo substrayendo oro de la caja fuerte y viendo que aún así Madoya era mas rico que él empezó a investigarlo, siguiendo todos sus pasos, preguntando aquí y allá y finalmente, dió con todo el asunto que Madoya se esforzaba tanto por ocultar. ¡Que vergüenza, que deshonra para el clan! exclamaba mientras ponía en evidencia al pobre artesano aficcionado delante de todos en la asamblea de los Infieles de la Rivalidad, que en total concenso decidió expulsarlo de la hermandad y confiscarle la suscripcion bimensual y con ello la licencia de guerra.

Aliviado y triste a partes iguales, mi amigo el paladín al fín era libre de hacer lo que realmente anhelaba desde que era un joven personaje de nivel 1. Dedicarse a las manualidades. Hoy en dia, aquel legendario guerrero de nivel 80 pasa sus dias en su taller haciendo broches, sujetapelos, pendientes y sobretodo, sus flores de metal precioso. Ha colgado su armadura epica, su maza solo golpea el metal fundido para hacer sus obras de arte, su cuerpo esbelto y musculoso ha quedado sepultado por capas de carne flaccida adquirida en la taberna del pueblo y su antaño larga y lustrosa melena ha quedado barrida por el paso del tiempo y es ya solo un vago recuerdo,pero sus ojos….Sus ojos brillan con la misma determinacion que en los momentos previos a la batalla y sonríe con la misma cara de satisfacción cuando contempla en sus manos…su última obra de arte, su flor de metal.

 

Dedicado con mucho cariño a mi amigo EL PALADIN 😉

Anuncios

2 comentarios to “Mi amigo, El Paladín”

  1. Anónimo said

    Jejeje, se vé que hay muchos seguidores del WOW por aquí! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: